Directorio Medico Directorio Clinica Citas en Linea Inicio Inicio Sobre Nosotros Sobre Nosotros Noticias Fellowship Directorio médico Contactenos Inicio
 
Es un trastorno del retorno venoso de los miembros inferiores debido generalmente a problemas en el funcionamiento de las válvulas venosas. En las personas con esta condición la sangre de las venas circula en forma inversa (reflujo) cuando se encuentra de pié o sentados. Esto produce una sobrecarga de presión (hipertensión venosa) y alteraciones locales de flujo que dilatan progresivamente las venas transformándose en várices.

Otras variedades de enfermedad venosa crónica se relacionan con obstrucciones y lesiones valvulares causadas por trombosis venosas (síndrome post trombótico) o trastornos articulares, neurológicos o musculares que interfieren con el movimientos de los músculos de la pantorrilla que generan la presión de bombeo necesaria para el retorno venoso (Insuficiencia venosa por déficit de bomba).

Se calcula que aproximadamente 30% de la población mundial tiene algún grado de enfermedad venosa crónica. Se manifiesta por molestias en las piernas tales como cansancio, pesadez y dolor. Físicamente puede manifestarse por la presencia de várices, telangiectasias, hinchazón en las piernas, cambios tróficos o incluso úlceras de origen venoso. Las várices no son un problema estético sino la manifestación de una enfermedad que es capaz de deteriorar en forma significativa las piernas disminuyendo la calidad de vida de los pacientes afectados.

MANIFESTACIONES DE LA ENFERMEDAD VENOSA CRONICA

Telangiectasias y Venas reticulares

Stacks Image 79
Son venas de pequeño calibre, menores de 1 mm de diametro. Las venas reticulares miden entre 1 a 3 mm. Las telangiectasias y venas reticulares están ubicadas en la superficie de la piel y son de color rojo azulado. Las várices están ubicadas por debajo de la piel. Las telangiectasias popularmente reciben diversos nombres como: várices, arañas vasculares, venas en estallido, vasitos etc. Generalmente no se relacionan con problemas estructurales del sistema venoso, siendo su principal interés la molestia estética que ocasionan. Sin embargo, las telangiectasias deben estudiarse en forma completa ya que aproximadamente 17% de las personas que presentan estas lesiones tienen problemas de circulación similares a los que ocasionan las várices de gran calibre, trombosis y úlceras.

Várices

Stacks Image 99

Las várices son venas de mas de 3mm de espesor y están ubicadas debajo de la piel, están dilatadas, tortuosas y facilmente visibles. Es un trastorno del retorno venoso de los miembros inferiores debido generalmente a problemas en el funcionamiento de las válvulas venosas. En las personas con esta condición la sangre en las venas circula en forma invertida (reflujo) cuando se encuentran de pié o sentados. Esto produce una sobrecarga de presión (hipertensión venosa) y alteraciones locales de flujo que dilatan progresivamente las venas transformándose en várices y arañas vasculares. Las várices no son un problema estético sino la manifestación de una enfermedad que es capaz de deteriorar en forma significativa las piernas disminuyendo seriamente la calidad de vida de los pacientes afectados. La presencia de várices de gran calibre es indicativa de enfermedad venosa progresiva.

Ulcera Venosa

Stacks Image 107
ULCERA VENOSA POR INSUFICIENCIA VENOSA: Una úlcera es una ruptura en la continuidad de la piel, causadas por la insuficiencia de la vena safena. Son importantes los antecedentes de várices y otros factores  predisponentes para la aparición de la ulcera. La presencia previa de várices y antecedentes de várices o úlceras en sus familiares cercanos puede indicar la presencia de problemas de retorno venoso que terminan en úlceras. Estas lesiones se caracterizan por tener uno o varios factores que entorpecen o detienen el proceso normal de cicatrización originando una herida que no cicatriza nunca o lo hace muy lentamente. La insuficiencia venosa es la causa mas común de úlceras en las piernas. El término de uso común "úlcera varicosa" es incorrecto ya que en sentido estricto las várices no causan las úlceras sino que tanto várices como úlceras son debidas a los cambios que ocasiona en la pared de las venas y en los tejidos la hipertensión venosa (acumulación de sangre venosa debida a defectos en el sistema que bombea la sangre de retorno desde la pierna al corazón). Estas úlceras ocasionan dolor, mal olor y descarga de fluídos que deterioran significativamente la calidad de vida de aquellos que las padecen. Son además una gran carga para la sociedad y los sistemas de salud ya que son una enfermedad frecuente calculándose que aproximadamente 1% de la población mundial tiene o ha tenido úlceras venosas. Habitualmente ocurren en el área del tobillo o la cara interna de la pierna. Sin tratamiento del problema de circulación venosa que las produce no cicatrizan nunca o cicatrizan temporalmente para reaparecer una y otra vez. Se tratan con vendajes compresivos o sistemas de medias especiales que controlan temporalmente la hipertensión venosa. Requieren además técnicas de cuidado de heridas que implican apósitos especiales y procedimientos que favorecen el crecimiento de los tejidos locales para cerrar la úlcera. Aunque estas lesiones se infectan frecuentemente no son en realidad de naturaleza infecciosa por lo que los antibióticos tomados o colocados localmente no son efectivos

Trombosis venosa

Stacks Image 104

Uno de los problemas mas temidos de las enfermedades circulatorias son las trombosis venosas. En personas que sufren períodos de inmovilidad tales como reposo postoperatorio, viajes largos en avión o carro, inmovilización post fracturas se pueden formar coágulos en las venas de las piernas.
Estos coágulos pueden ocluir las venas principales llamadas sistema venoso profundo (trombosis venosa profunda) o viajar hasta el corazón y el pulmón ocasionando una complicación grave llamada embolia pulmonar. Además de la inmovilidad son factores de riesgo importantes para padecer de trombosis en miembros inferiores la insuficiencia venosa (várices) y el consumo de anticonceptivos orales.
La principal manifestación de una trombosis venosa es la hinchazón súbita de una pierna. Se diagnóstica mediante eco dupplex a color que permite visializar los trombos en forma directa cn una elevada precisión. La trombosis venosa requere atención inmediata ya que pone en peligro la vida del paciente.
Se trata con anticoagulantes incicialmente inyectados y  luego tomados por vía oral. Las piernas que han sufrido una trombosis quedan frecuentemente con venas obstruídas y problemas de insuficiencia valvular que requieren el uso permanente de medias de compresión especial para evitar el desarrollo de  úlceras venosas un cauadro llamado sindrome post trombótico.

SINTOMAS DE LA ENFERMEDAD VENOSA CRONICA

La enfermedad venosa produce molestias que deben ser atendidas. Las mas frecuentes son: Cansancio pesadez, sensación de calor o dolor al pararse o sentarse por largo rato. Físicamente puede manifestarse por la presencia de várices, telangiectasias, hinchazón en las piernas, cambios tróficos y úlceras de origen venoso. Los síntomas se agravan con el calor y el período premenstrual. Se siente un gran descanso cuando se elevan las piernas o a la mañana siguiente.
Copyright © John Smith, All Rights Reserved.

DIAGNOSTICO LA ENFERMEDAD VENOSA CRONICA

Stacks Image 110
La enfermedad venosa se diagnostica principalmente por sus manifestaciones físicas visibles ("signos"). La confirmación del diagnóstico y la evaluación del tipo y extensión de la enfermedad se realiza mediante estudios no invasivos como el doppler duplex venoso.  Las lesiones que ocasionan la enfermedad venosa en un determinado paciente, la extensión y la gravedad de la misma se evalúan mediante diversas pruebas siendo las principales el doppler duplex a color y la pletismografía venosa.

El doppler duplex a color es una técnica no invasiva que permite observar en tiempo real el flujo sanguíneo en las venas de las piernas. El flujo sanguíneo se representa mediante un código de colores sobrepuesto a la imgen anatómica producida por la máquina de ecografía, junto con un gráfico que reporta la dirección y la velocidad del flujo .

La insuficiencia valvular y las obstrucciones venosas son las principales lesiones identificables en el doppler duplex. Un estudio cuidadoso permite realizar un especie de mapa de la circulación venosa de la pierna que es la base del tratamiento racional de la enfermedad venosa.

La confirmación del diagnóstico y la evaluación del tipo y extensión de la enfermedad se realiza mediante un estudios no invasivos como el doppler duplex venoso. Los síntomas mas frecuentemente asociados con la enfermedad venosa son el cansancio, pesadez, sensación de calor o dolor en las piernas al pararse o sentarse por largo rato.

Estos síntomas se agravan con el clima caliente y en el período premenstrual y mejoran al elevar las piernas. Las lesiones que ocasionan la enfermedad venosa en un determinado paciente, la extensión y la gravedad de la misma se evalúan mediante diversas pruebas siendo las principales el doppler duplex a color y la pletismografía venosa.

El doppler duplex a color es una técnica no invasiva que permite observar en tiempo real el flujo sanguíneo en las venas de las piernas. El flujo sanguíneo se representa mediante un código de colores sobrepuesto a la imgen anatómica producida por la máquina de ecografía, junto con un gráfico que reporta la dirección y la velocidad del flujo .

La insuficiencia valvular y las obstrucciones venosas son las principales lesiones identificables en el doppler duplex. Un estudio cuidadoso permite realizar un especie de mapa de la circulación venosa de la pierna que es la base del tratamiento racional de la enfermedad venosa.
Copyright © John Smith, All Rights Reserved.

CLASIFICACION INTERNACIONAL DE LOS ESTADIOS DE LA ENFERMEDAD VENOSA - CEAP


En 1995, un comité de expertos clasificó la enfermedad venosa crónica en 6 clases de acuerdo a sus manifestaciones clínicas visibles:

C0 Sin evidencia visible de enfermedad venosa, pero con síntomas sugestivos.
C1 Telangiectasias, várices de pequeño calibre
C2 Várices tronculares (Mayores de 3 milímetros de diámetro).
C3 Edema de miembros inferiores
C4 Cambios tróficos – Atrofia, cambios del color en piel
C5 Ulceras venosas antiguas, actualmente cicatrizadas
C6 Ulceras venosas activas.

Esta clasificación una de las perfectas y completas existente para enfermedad alguna, toma en cuenta además otros tres criterios: la etiología (causa) de la enfermedad, la cual puede ser:

Ep Primaria – Enfermedad genéticamente determinada de causa desconocida que causa falla progresiva de las válvulas venosas
Es Secundaria – Producto del daño que ocasiono a un sistema venoso previamente normal una trombosis venosa
Ec Congénita – Trastornos de nacimiento varios asociados a malformaciones del sistema venoso. Por ejemplo, síndrome de Klippel Trennaunay

La anatomía de la enfermedad. (Cuales son las venas asiento del problema).
Estas puede ser:

As Problemas en el sistema venoso superficial
Ad Problemas en el sistema venoso profundo (D de deep o profundo en inglés).
AP Problemas en las venas perforantes.

O cualquier combinación de las anteriores.

Por último se toma en cuenta el mecanismo implicado en la enfermedad, lo cual se denomina fisiopatología (Pathophysiology en inglés). Existiendo las variedades:

Pr Donde el problema especifico es la inversión del sentido del flujo sanguíneo (reflujo) ocasionado por defectos en las válvulas venosas
Po Donde el problema es la obstrucción de venas, que constituye un obstáculo directo al flujo de retorno venoso.

La adopción de esta clasificación ha tenido una enorme importancia ya que permite describir en forma precisa los trastornos existente en un paciente dado, o en grupos de pacientes permitiendo la comparación validad de la efectividad de los tratamiento y facilitando la comunicación entre especialistas.
Copyright © John Smith, All Rights Reserved.